Contents[Hide]

Acuarios y peceras

Desde tiempos antiguos el hombre ha mantenido peces en pequeños acuarios y estanques con propósitos decorativos o para destinarlos a la alimentación. Sin embargo, debido a las carencias tecnológicas propias del pasado, sólo era posible tratar unas pocas especies. Hoy día, sin embargo, podemos recrear pequeños ecosistemas en nuestro hogar y mantener los más diversos tipos de peces. Ya esté interesado en tener un pez como mascota o piense comprar uno por motivos meramente decorativos, esta guía le mostrará los distintos tipos de acuarios  que existen para que pueda construir el suyo adecuadamente.

Para empezar: peceras vs. acuarios

Aunque los términos pecera y acuario se han utilizado muchas veces de forma intercambiable, en realidad no significan lo mismo. La palabra pecera  posee connotaciones negativas debido a que sus características la convierten en un medio poco adecuado para mantener a uno o varios peces. Esto se debe a que la mayoría carecen de un sistema de filtración y climatización. Debido a su forma circular también deforman la visión de los peces y dañan su vista. Además, su estructura provoca el rebote de las vibraciones emitidas por los peces, produciéndoles estrés. Por otra parte, el acuario es cuadrado y está diseñado para reproducir las condiciones de vida adecuadas para el pez, de ahí que haya ido ganando cada vez más popularidad y la pecera esté cayendo en desuso.

Tipos de acuarios

Según la finalidad

  • Comunitarios: incluyen peces y plantas de distinto origen pero que comparten condiciones de vida comunes.
  • Específicos: contienen sólo una especie de pez.
  • De biotopo : en él se utilizan plantas y peces que pertenecen a un mismo hábitat con el fin de recrearlo.
  • De reproducción: diseñado con el propósito de cría.
  • Acuarios plantados u holandeses: en ellos las plantas son la atracción principal, por lo que no siempre contienen peces.

Según las características del agua

  • De agua dulce: poseen una concentración de sal inferior al 0,5%. Indicado para peces de lagos y ríos.
  • De agua salada: su concentración en sal oscila entre el 5% y el 18%. Para peces marinos.
  • De agua salobre: contiene una concentración de sal de entre 0,5% y 5%. Imita la composición encontrada en estuarios y albuferas.
  • De agua fría: diseñado para mantener una temperatura de entre 18º y 22ºC.
  • Tropicales : su temperatura ha de mantenerse entre los 23º y los 28ºC.

Factores a tener en cuenta

  • Filtración . Todo acuario ha de incluir un sistema de filtración adecuado. Éste nos permite limpiar el agua de impurezas y renovar el oxígeno.
  • Iluminación. Utilice una luz de 0,4 vatios por cada litro de agua en el caso de los acuarios de agua dulce y una de 0,6 vatios por litro en el caso de los de agua salada.
  • Climatización. Dependiendo del tipo de peces que piense mantener, necesitará un termostato con el que controlar la temperatura del tanque.
  • Suelo. Generalmente se emplea grava fina  para recubrirlo. Según el tipo de agua se le podrán añadir otras piedras y determinadas plantas.
  • Agua. Para los peces de agua dulce ha de emplearse agua blanda y ácida. Por el contrario, para los de mar es necesario añadir sal.
  • Procure no sobrepoblar el acuario, ya que puede empeorar sustancialmente la calidad de vida de los peces e incluso reducir sus posibilidades de supervivencia.
  • Tanto las características del agua como la introducción de plantas pueden determinar la longevidad de su pez, por lo que es recomendable que consulte con el vendedor en caso de duda.

Modelos populares

Productos relacionados

Granulado para peces 

Plantas para acuarios 

Minerales para plantas de acuario 

Manuales sobre acuarios 

Guías relacionadas